miércoles, 6 de marzo de 2013

Jugadores de países exóticos: Ayub Daud

Con el post de hoy, iniciamos una serie de post sobre futbolistas de países no conocidos futbolísticamente hablando, que juegan en otras ligas de mayor nivel que la suya. En este primer artículo vamos a centrarnos en un jugador de uno de los países más pobres del Mundo. Se trata de Ayub Daud y es de Somalia.

Nacido en la capital del país, Mogadiscio, pronto se mudó a la ciudad italiana de Cuneo con toda su familia cuando sólo tenía 5 años. Los pocos años que pasó en el país fueron un trauma para todos, ya que justamente en ese momento se desarrollaba la guerra civil de Somalia. Una guerra que aún continúa y que ha dejado más de 500.000 muertos y miles de desplazados. Es por eso que sus padres decidieron intentar que la vida de sus hijos fuera algo mejor que las suyas. Su padre, de hecho, formó parte de la selección somalí.

Empezó jugando precisamente en el club de la ciudad a la que primero llegó en Europa. Pero allí apenas permaneció unos meses puesto que la Juventus puso sus ojos en un delantero de gran estatura para su edad. Poco a poco iba progresando en las categorías inferiores de La Vecchia Signora. Ya se había hecho un hueco en el equipo Primavera, cuando llegó el mejor torneo que se le recuerda. No sólo su equipo se hizo con un torneo en el que participaban 40 equipos juveniles, sino que además el joven delantero somalí fue el máximo goleador de dicho torneo con 8 goles en 7 partidos. Este torneo fue el que le abrió la puerta del profesionalismo. Muchos grandes clubes europeos se fijaron en él, incluso Arsene Wenger le llamó personalmente. Él, sin embargo, decidió apostar por el club que le había llevado hasta ahí. Y tan sólo 20 días más tarde llegaba su oportunidad de debutar en la Serie A. Apenas fueron 3 minutos del partido, pero le supieron a gloria.

Sin embargo, lo que parecía una carrera meteórica se truncó. Se le cedió a cuatro equipos distintos y mas o menos fue cumpliendo con goles, pero a su vuelta a la Juventus en Junio de 2011, a la terminación del contrato, no se le renovó por considerar que no había hueco para él en el primer equipo. Por lo tanto, tuvo que buscarse equipo por su cuenta. Muchos hablan que ya no era aquel chico que destacaba en las categorías inferiores por su gran poderío físico. Vamos una historia que ya hemos escuchado en innumerables ocasiones: chico africano con rápido crecimiento antes que los niños de su edad y que cuando llega a senior ya no destaca tanto pues las condiciones físicas se han igualado.

Fue ahí cuando decidió cambiar de aires tras haber estado prácticamente toda su vida en Italia. Se mudó a Chiasso, pequeña ciudad del Sur de Suiza, cuyo equipo llegó a jugar en la liga italiana por su proximidad al país vecino. Allí, tampoco está destacando en exceso, puesto que esta presente temporada sólo ha jugado 5 partidos marcando un gol. Y eso que el equipo juega en la Challenge League, segunda división suiza.

A sus 23 años recién cumplidos, Ayub no ha jugado nunca con la selección de Somalia, pese a ser una selección con bajo nivel y pocos jugadores en el extranjero. La poca actividad de la selección (suele jugar sólo 3 o 4 partidos al año) es una de las razones principales. Sin embargo, él mismo ha dicho en varias ocasiones que le encantaría poder representar al que siente como su país.

2 comentarios:

  1. Hola me gustaria que le echara un vistazito a mi blog, que he creado hace unos pocos meses y que todavia hay poco contenido pero en el que he escrito algo y me gustaria que vieses.
    http://futbol5continentes.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Leer artículos escritos por el autor me hace sentir muy feliz, porque puedo aprender muchas cosas. Ayub Daud es una persona increíble.

    ResponderEliminar